La lista encabezada por Santiago Enciso Azcoiti se impuso ayer  a la candidatura alternativa, liderada por Javier Vinacua Armendáriz, en las elecciones celebradas ayer para elegir al equipo que dirigirá los próximos seis años la Cooperativa de Hostelería de Navarra. El ganador logró el respaldo de 126 socios, el 65,3% de los sufragios emitidos, frente a los 67 que votaron por la segunda lista de un cuerpo electoral de 734 miembros, lo que arrojó una participación del 26,3%.

La votación se produjo a las 11,30 horas tras la celebración de la asamblea en la que se despidió el presidente saliente, Javier Ramírez, que ha ostentado el cargo durante los últimos 31 años. Santiago Enciso, que se considera como el continuador de Ramírez, contará con su apoyo como miembro de la dirección durante al menos seis meses para facilitar una “transición suave”. Además, formarán parte de la junta Joaquín Arbeloa (Autobuses), Eduardo Cenzano (Automáticos Pamplona), Aitor Otazu (Savoy), Martín Iturri (La Mar Salada), Juan Luis Barber (hotel Bardenas), Carlos Tabar (Kabiya), Natalia Ecay (La Antigua Farmacia), Iñaki Landa (Via Beneto), Jaime Huesa (La Cantinetta), Alfredo Elizalde (Albret), Íñigo Cochero (El Pasaje de la Jacoba), Ana Beriain (camping El Molino de Mendigorría). Los interventores serán José Montoya (La Galera de Mendavia), Roberto Sánchez (bar Galo de Lerín) y César Tihista (Avenida).

Las de ayer fueron las primeras elecciones en la historia de la Cooperativa de Hostelería de Navarra en sus setenta años de historia.

La asamblea también sirvió para escenificar la despedida de Javier Ramírez, que agradeció el aplauso de los asistentes por sus 31 años de servicio al frente de la entidad y recibió un pequeño homenaje por parte de la gerencia. “Han sido 31 años de trabajo, lo que sabemos hacer los empresarios. Personalmente, el balance es positivo, así como empresarialmente. Ha sido una etapa de mi vida muy larga, más de lo planeado inicialmente por la falta de alternativas para asumir la responsabilidad de presidente”, resumía ayer Ramírez.

La Cooperativa de Hostelería de Navarra es una de las pocas que continúa en activo en España. En la actualidad, su facturación anual ronda los 40 millones de euros, cuenta con un centenar de empleados y dispone de sendas delegaciones en Vitoria y San Sebastián. Hace menos de 3 años trasladó su sede a Burlada, donde tiene una nave de unos 8.000 m2 y un aparcamiento de otros 10.000 m2.